Durante mis épocas como un Mac user descubrí algunas funcionalidades nativas del sistema operativo de la manzana que se integraban a mi flujo de trabajo sin mayor complejidad, más sobre mi experiencia en otra ocasión, hasta que una vez tuve que trabajar de vuelta en mi equipo Windows me percaté que en específico había una funcionalidad que OS X tenía nativamente y que Windows no podía hacer más que con programas de terceros: Capturas de pantalla.

Quizá suene como algo trivial para los usuarios de Mac o hasta de algunas versiones de Linux, pero el realizar un screenshot en OS X es muy sencillo, basta con presionar Shift+Command (⌘)+3 para toda la pantalla o Shift+Command+4 para que se muestre un cursor especial y puedes elegir una sección o ventana a la que deseas sacar tu captura, en cualquiera de los casos se genera un archivo PNG directo en tu escritorio, listo para compartir. Éso para mí era un aspecto de usabilidad que me hizo no detestar tanto el trabajar en OS X, pero al momento de volver a trabajar en Windows, la facilidad de enviar capturas de pantalla ya no estaba, y debía recurrir al viejo Imprimir Pantalla y pegar en Paint, cosa que claramente no era tan fluido ni tan rápido como en la Mac, aunque debo admitir que la ventaja que tenía hacerlo de éste modo era poder agregar círculos, líneas y texto sobre mis pantallas para poder explicar y señalar mejor lo que quería que se notara del pantallazo, y sobre todo, poder guardarlo en JPG, por aquello del espacio reducido.

Después de un tiempo, decidí que me gustaba demasiado la facilidad de tomar una captura de pantalla desde un acceso directo y tener rápidamente un archivo para enviar, así que decidí buscar “cómo sacar capturas de pantalla en Windows”, tanto desde un programa de terceros o algún macro que hiciera la parte de exportar con Paint o similar; encontré varias aplicaciones hasta que descubrí que, para mi sorpresa, Windows cuenta con una herramienta para la misma función: Recortes o en inglés: Snipping Tool

Interface Snipping Tool

Lo que me llamó la atención, además del hecho de que ya venía instalada en Windows 7 y núnca me había enterado de ello, es que no solamente me permitía sacar capturas de una zona, ventana o de toda la pantalla como su homólogo de Mac, si no que tenía integrada la opción de realizar trazos, agregar textos y demás indicaciones básicas a la captura de pantalla, eso bastó para estar fascinado con la herramienta por bastante tiempo, sobre todo cuando me di cuenta que una vez hechos mis trazos sobre la captura, podía simplemente copiar la imagen completa y pegarla en distintos programas de mensajería como Slack, Hangouts, etc. lo que me ahorraba el crear archivos y compartirlos.

Interface Snipping para guardar o copiar

Y por un tiempo, todo estaba bien, hasta que llegó Windows 10, con su diseño plano y minimalista que lamentablemente no se le aplicó a Recortes, pero por lo menos aún formaba parte de Windows (de hecho también en Windows 8, pero… no hablamos del 8) el problema era que ya se veía desactualizada, aún funcionaba y le agregaron la opción de capturas retardadas, bastante útil, pero buscaba ahora algo más accesible, como el atajo de teclas que tenía Mac OS, así que volví a preguntar a papá Google “Alternativa herramienta recortes” o “Acceso directo a recorte Windows” fue entonces que descubrí un App oficial de Windows, llamada Snip, que hacía lo mismo que Recortes pero ahora con más funcionalidades, incluyendo grabación de video sobre la misma imagen, a manera de screencast, bastante útil para agregar una explicación con voz, además de tus rayones sobre la captura, algo ideal para quienes hacemos tutoriales o quienes envían revisiones de diseño, redacción, etc. y prefieren explicar con sus palabras en lugar de sólo encerrar en un círculo

 

Y, de nuevo, por un tiempo, todo estuvo bien, hasta que intenté usarla en la oficina y al intentar buscarla, no encontraba cómo descargarla ni instalarla, por un rato seguí usando la vieja y confiable Recortes pero esa cosquilla que me dejó el haber usado Snip no se iba, entonces decidí investigar.

Encontré, que Snip no era como tal un app oficial de Microsfot, si no un proyecto salido de Microsoft’s Garage, que hasta donde entiendo es una plataforma de Microsoft para que sus ingenieros hagan propuestas de aplicaciones, funcionalidades, etc. al estilo Google Labs, y en algunos casos, esas apps ven la luz del día con un release oficial, o alguna parte de ellas es integrada a algún otro producto de Microsoft.

Me llamó la atención que el equipo que creó Snip, lo hizo porque también usaban Recortes pero buscaban algo más, algo que contestara a la pregunta:

“Por qué sólo señalar, cuando puedes decir y mostrar”

Equipo de Snip App

Así que crearon la herramienta, y era bastante buena, pero como todo proyecto de Garage, llegó al fin de su ciclo de vida el 1 de Mayo del 2018.

Afortunadamente, no dejaron un hueco, y parte de su funcionalidad se integró a lo que ahora se conoce como Windows Ink el cual ya es parte de Windows 10, y permite realizar muchas tareas relacionadas al uso de un stylus, aunque no es un requisito, pues se puede hacer uso del mouse o hasta tabletas Wacom de dibujo. Dentro de Windows Ink, existe Screen sketch el cual se podría decir es un sucesor espiritual de Snip, pues aunque no cuenta con la grabación de video sobre capturas, sí mejora la experiencia de Recortes para la creación de capturas de pantalla al incluir más formas de realizar notas y trazos sobre los screenshots, incluida una regla y un transportador digital, permitiéndonos crear líneas rectas y medir ángulos precisos aunque tengamos muy mal pulso con el mouse o el stylus

Windows Ink Workspace

Así que, opciones para capturar la pantalla en Windows sí hay y no solamente son gratuitas, si no que son parte de Windows 7 y 10, nos permiten hacer indicaciones sobre las imágenes y en general son una buena herramienta de productividad, por lo que los usuarios de Windows no podemos quejarnos. 
Por cierto, al final sí encontré cómo sacar una captura de pantalla desde el teclado (Windows 10): Presiona Win + Impr Pant, y se guarda la captura de tu pantalla (o pantallas) en una carpeta llamada Screenshots dentro de Imágenes (y sí, también es PNG, y no, no encontré cómo hacerlo para sólo una sección de la pantalla)